Dietas naturales para caninos (Parte 1)

Hola a todos!Hace un par de semanas participé de un curso online impartido en EEUU, donde se reunieron médicos veterinarios especialistas en diferentes áreas, todos con tendencia en medicina natural y holística. Se discutieron los nuevos estudios, evidencias y avances sobre nutrición natural. Fueron tres jornadas muy interesantes, de las cuáles me parece relevante compartir con ustedes los siguientes puntos:

Si un 20% del alimento diario de tu perro se compone de ingredientes frescos (principalmente vegetales), disminuyes la insidencia de cancer y enfermedades inflamatorias en un 92%.
Se determinó que la alergia atópica tiene mayor predisposición en perros que entre los 2 y 8 meses vivieron en casas extremadamente limpias, tuvieron poco contacto con otros animales y tuvieron menos exposición a plantas. También si la perra se alimentó de extruidos (“pellets”) durante la preñez y/o lactancia, y cuando los mismos cachorros se alimentaban con estos alimentos procesados. Los últimos dos puntos tendrían relación directa con una flora intestinal deficiente. En este caso el extruido utilizado fue HILLS (48% carbohidratos).

Factores alimentarios de riesgo de diferentes tipos de cáncer: mayor riesgo con las dietas cocinadas caseras, enlatadas y los extruidos. Menor riesgo en perros que se alimentan de dietas naturales crudas y que son suplementados con grasas de pescado (Omega 3).

Parámetros sanguíneos son diferentes en ambos grupos, presentando aquellos que se alimentan de dietas secas mayores rangos de enzimas hepáticas y pancreáticas, mayores índices de colesterol y menos de desechos proteicos (urea), mientras que las dietas naturales tienden a presentar menos colesterol, disminución de algunas enzimas hepáticas y más urea por ser dietas ricas en proteinas. Frente a estos resultados se buscaron indicadores inflamatorios y de enfermedad en estos perros que presentaban rangos “fuera de lo normales” Y ESTABAN COMPLETAMENTE SANOS, por lo que se concluye que serían rangos normales para estas dietas.

Perros alimentados con dietas altas en grasa y bajas en carbos tienden a mantener un rango más alto de cuerpos cetónicos, los cuáles serían su principal fuente de energía. NO CONFUNDIR CON CETOACIDOSIS, en este caso la glucosa está baja y el paciente completamente sano, lo que nos abre puertas para el estudio sobre estos compuestos como fuente de energía saludable para pacientes diabéticos, epilépticos, obesos o con cáncer (entre otros), a los cuales se les deben restringir las fuentes de glucosa.

Animales alimentados con dietas comerciales (altas en carbos) presentan mayor cantidad de marcadores inflamatorios en sangre (homocisteína).
En una próxima nota vendrán más puntos.Saludos a todos.PD: Pueden encontrar varios de estos estudios en dogrisk.com.
Dra. Natalia StephensMédico VeterinarioEspecialista en alimentación natural para mascotas, DNM University