INGREDIENTES QUE PUEDES AÑADIR AL ALIMENTO PROCESADO DE TU PERRO PARA MEJORAR SU CALIDAD NUTRICIONAL

En este post quiero compartir 4 ingredientes que podemos mezclar con el alimento de nuestros perros para mejorar su calidad nutricional. Las recomendaciones que te entrego son para perros adultos, sanos y jóvenes. Si tu perro no cae dentro de esta categoría o se encuentra cursando alguna patología consulta con tu veterinario antes de aplicar estos tips.

 

  • Huevo: el huevo es una fuente de proteína de excelente calidad que va a mejorar el valor nutricional del alimento de tu perro. La mayor parte de las proteínas se encuentran en la clara, mientras que la yema es rica en vitaminas, ácidos grasos y otros nutrientes. La mejor manera de dar huevo a tu mascota es entregarlo pochado o “a la copa”, es decir, yema cruda y clara cocida.

 

¿Cuánto y cómo?: te recomiendo 3 huevos a la semana para un perro de 15kg, a modo de snack. Puedes darlo con cáscara para que tu perro se entretenga más tiempo al comerlo. La cáscara aporta minerales que también son beneficiosos para él. Para perros más pequeños (5kg por ejemplo) puedes dividir un huevo en 3 porciones semanales.

 

  • Pescado: los aceites Omega 3 y 6 son esenciales para tu perro, es decir, debe consumirlos en dosis recomendadas para mantener un buen estado de salud (circulación sanguínea y desinflamación son algunos conceptos en los que influyen estas grasas). Personalmente no soy fanática de los alimentos que vienen enriquecidos con aceites Omega, pues al abrir el envase y dejar el alimento en contacto con el aire, los aceites se enrancian rápidamente liberando componentes que pueden llegar a afectar la salud de tu perro. Por esto prefiero suministrar una fuente fresca de aceites Omega 3 y 6 siendo mi fuente favorita el pescado fresco o las sardinas en lata.

 

¿Cuánto y cómo?: mi forma de darle pescado a mis perros es reemplazando una porción de alimento a la semana por el equivalente en pescado. Puedes encontrar la pasta de salmón y choritos de Huargos en www.huargos.cl (Mares Australes) que uso con mis perras o bien, puedes utilizar otro pescado o sardinas en lata conservadas en aceite (enjuágalas bien antes de administrar). Es muy importante si tu perro no está habituado a consumir dietas frescas, que comiences entregando pescado de manera gradual hasta llegar a la dosis recomendada. Puedes dar el pescado crudo pero te recomiendo congelarlo previamente por al menos 5 días para eliminar posibles parásitos.

 

  • Enzimas digestivas: este es un suplemento que recomiendo a clientes que dan alimento procesado a sus mascotas o para aquellos que tienen problemas digestivos. El alimento procesado puede ser más complicado de digerir o aportar menos nutrientes que aquellos basados en ingredientes frescos, por ende al suministrar enzimas digestivas ayudo a mi perro a aprovechar mejor los nutrientes que vienen en el alimento seco.

 

¿Cómo y cuánto?: consulta con tu médico veterinario, ya que la cantidad y forma de administrar va a variar según el tipo de perro.

 

  • Probióticos: los probióticos son microorganismos que podemos administrar de manera externa para mejorar la digestión de tu perro. El principio es el mismo que el uso de enzimas digestivas; los probióticos van a mejorar la absorción de los nutrientes que vienen en el alimento procesado, además algunos probióticos participan en la síntesis de vitaminas esenciales para tu perro. Incluso poseen un rol importantísimo en el estado de ánimo, estado físico y en la respuesta inmune. Las dietas frescas y crudas contienen probióticos, por ende tiendo a recomendarlos menos en perros que se alimentan de dieta BARF (natural cruda).

 

¿Cómo y cuánto?: para perros que se alimentan de dieta procesada, dieta natural cocida y para aquellos que presentan problemas gastrointestinales, suelo recomendar probióticos a diario. Mi probiótico favorito es el Kéfir o yogurt de pajaritos, el cual se puede mezclar con el alimento o entregarlo aparte. Una cucharada de te cada 5kg de peso al día son suficientes, mientras que si tu perro se alimenta de dieta cruda puedes bajar esta dosis a 3 veces por semana. Si quieres escoger otra fuente de probióticos, consulta con tu médico veterinario.

 

Dra. Natalia Stephens

Médico Veterinario

Especialista en Dietas naturales para mascotas, DNM University